Señales de que no estás usando tus tarjetas de crédito correctamente

Es un hecho que muchas per­sonas no usan sus tar­je­tas de crédi­to apropi­ada­mente. Sólo cuan­do han gana­do un sal­do de tar­je­ta de crédi­to que es difí­cil de pagar empiezan a bus­car ayu­da. Aunque es posi­ble pagar el sal­do y salir de la deu­da, es mucho más fácil bus­car las señales de adver­ten­cia que indi­can que sus gas­tos se están salien­do de con­trol.

Si se da cuen­ta de que sólo puede hac­er los pagos mín­i­mos cada mes, es una señal de que ha per­mi­ti­do que su sal­do sea tan alto que será difí­cil de pagar. Si algu­na de sus tar­je­tas de crédi­to ha lle­ga­do al límite, es otra señal de que nece­si­ta con­tro­lar sus límites de gas­tos inmedi­ata­mente. Si está car­gan­do más dinero en su tar­je­ta de lo que trae de su tra­ba­jo, esto tam­bién es una mala señal. Si estás usan­do el dinero de una tar­je­ta de crédi­to para pagar otra, esta es otra mala señal.

Estás usando tus tarjetas de crédito correctamente

Si te das cuen­ta de que estás en negación, y no quieres hablar de cuán­to debes, es hora de mirar seri­amente tu esti­lo de vida financiero para ver qué es lo que está mal. Las per­sonas que tienen prob­le­mas con sus tar­je­tas de crédi­to pueden ten­er que recur­rir a usar sus ahor­ros de jubi­lación u otros fon­dos para salir de la deu­da. Las per­sonas que están seri­amente endeu­dadas comen­zarán a usar sus tar­je­tas de crédi­to para com­prar necesi­dades como comi­da o gasoli­na.

Si los ejem­p­los ante­ri­ores te describen a ti o a alguien que cono­ces, esto es una señal de que tienes prob­le­mas financieros. En este momen­to, suele ser muy difí­cil pagar sus tar­je­tas de crédi­to en un perío­do de tiem­po razon­able. Si cree que no hay nada que pue­da hac­er, puede ser mejor empezar a bus­car la con­sol­i­dación de la deu­da o inclu­so la ban­car­ro­ta.

Antes de hac­er cualquiera de las dos cosas, debe con­sul­tar primero a un abo­ga­do o a un ser­vi­cio de aseso­ramien­to cred­iti­cio para averiguar cuál es la mejor opción. Lo primero que quer­rá hac­er es dejar de usar sus tar­je­tas de crédi­to.

Añadir más dinero al sal­do no facil­i­tará las cosas. Aunque no estés en una situación tan grave, si te das cuen­ta de que estás com­pran­do cosas por impul­so, es una señal de que debes dejar de hac­er­lo. Si no puede pagar algo en efec­ti­vo, es una señal de que debe evi­tar usar su tar­je­ta de crédi­to para pagar. Si real­mente lo quieres, puede ser mejor ahor­rar dinero. Si cree que ahor­rar dinero para el pro­duc­to le lle­vará mucho tiem­po, debe darse cuen­ta de que tam­bién le lle­vará mucho tiem­po pagar su tar­je­ta de crédi­to.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *