Consejos rápidos para comprar llantas

Cuan­do se tra­ta de com­prar un nue­vo juego de ruedas para su vehícu­lo, enten­demos que el pre­cio es un fac­tor deci­si­vo. A menudo, uno con­sid­era la opción de ir por la ruta más bara­ta con el fin de ahor­rar dinero. Tan pron­to como empieces a com­prar, es impor­tante enten­der los pros y los con­tras de com­prar neumáti­cos baratos, así como neumáti­cos usa­dos baratos. Antes de hac­er su com­pra final, quer­rá famil­iar­izarse con algu­na de las sigu­ientes infor­ma­ciones.

Dónde empezar a comprar neumáticos para automóviles

¿Sabes la difer­en­cia entre Goodyear y Fire­stone?  Si no la sabes, no estás solo. Aunque los neumáti­cos parez­can un com­po­nente sim­ple com­para­do con su motor o trans­misión, se han vuel­to de alta tec­nología y cos­tosos. Hoy en día, los neumáti­cos son una cosa que defin­i­ti­va­mente no quieres esca­ti­mar. Pién­sa­lo: esos cua­tro neumáti­cos son tu úni­co pun­to de con­tac­to con la car­retera.

Como ya sabrás, los neumáti­cos vienen en muchas varia­ciones y están dis­eña­dos para adap­tarse a difer­entes vehícu­los. Sitios como www.motortown.es lo venden en mues­tras online.  Hay muchos fac­tores a con­sid­er­ar, como: trac­ción, rendimien­to, mane­jo, como­di­dad de mane­jo, y lo más impor­tante, el pre­cio. Con todas estas opciones, puede ser abru­mador saber lo que nece­si­tas. Hemos reunido una lista de her­ramien­tas y con­se­jos para ayu­darte a hac­er el pro­ce­so de com­pra un poco más fácil de nave­g­ar.

Lo primero es lo primero: Tracción y edad de los neumáticos

Si se pre­gun­ta si sus neumáti­cos están gas­ta­dos, pero no sabe cómo revis­ar­los ust­ed mis­mo, la for­ma más fácil es realizar la prue­ba del cen­ta­vo. La prue­ba del cen­ta­vo le per­mite com­pro­bar el des­gaste de la ban­da de rodadu­ra del neumáti­co de su coche. La ban­da de rodadu­ra de sus neumáti­cos debe ten­er más de 2/32 de pul­ga­da de pro­fun­di­dad. Para com­pro­bar­lo, inserte un cen­ta­vo de dólar en la ban­da de rodadu­ra de sus neumáti­cos con la cabeza del Lin­coln miran­do hacia aba­jo.

Si la parte supe­ri­or está cubier­ta por la ban­da de rodadu­ra de las llan­tas, hay una can­ti­dad acept­able de ban­da de rodadu­ra. Sin embar­go, si la parte supe­ri­or de la cabeza de Lin­coln es vis­i­ble en cualquier pun­to, sus llan­tas están des­gas­tadas y deben ser reem­plazadas.

Ten­ga en cuen­ta que inclu­so antes de que la ban­da de rodamien­to se des­gaste, sus neumáti­cos deben ser inspec­ciona­dos reg­u­lar­mente para detec­tar cortes, gri­etas, rajaduras, pin­c­ha­zos, abul­tamien­tos y patrones de des­gaste irreg­u­lares.

Si obser­va algu­na de estas condi­ciones graves, asegúrese de que sus neumáti­cos sean revisa­dos por un pro­fe­sion­al que pue­da ayu­dar­le a deter­mi­nar si es nece­sario un neumáti­co nue­vo. En algunos casos, el fab­ri­cante del vehícu­lo puede recomen­dar que se cam­bi­en las llan­tas en un pla­zo deter­mi­na­do. Si es así, debe seguir las recomen­da­ciones del fab­ri­cante del vehícu­lo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *