Consejos para limpiar el tapete sanitizante

Un tapete san­i­ti­zante colo­ca­do en la puer­ta de tu hog­ar, ofic­i­na, o el lugar donde tra­ba­ja, atra­pa la suciedad de la calle, lo que sig­nifi­ca que debe limpiarse per­iódica­mente. Sin embar­go, no todo el mun­do sabe cómo limpiar los tapetes san­i­ti­zantes en un pasil­lo. Hemos inten­ta­do recopi­lar algunos de los méto­dos, con­se­jos y tru­cos para pon­er en orden este modesto acce­so­rio.

Según las estadís­ti­cas, casi el 75% de la suciedad traí­da de la calle se deposi­ta en el tapete san­i­ti­zante jun­to a la puer­ta de entra­da. Puedes imag­i­nar cómo se ensu­cia este pro­duc­to con el tiem­po. Si cree que solo nece­si­ta sacud­ir o lavar solo con agua el tapete por un tiem­po para com­ple­tar la limpieza, está equiv­o­ca­do. Aquí se requieren acciones más respon­s­ables.

Limpieza en húmedo

Para limpiar un tapete san­i­ti­zante de puer­ta a base de goma o alfom­bril­la, puede usar el méto­do húme­do para elim­i­nar la suciedad. Para esto, un cham­pú espe­cial es el más ade­cua­do (lo puedes com­prar en la tien­da, se lla­ma así — cham­pú para alfom­bras). Antes del lava­do, el pro­duc­to debe agi­tarse bien para elim­i­nar are­na, escom­bros y piedras pequeñas.
El pro­ced­imien­to de lava­do es bas­tante sen­cil­lo:

  • Una alfom­bra se colo­ca en un recip­i­ente ancho (por ejem­p­lo, en un lavabo).
  • El cham­pú se diluye con un poco de agua según las instruc­ciones del fras­co.
  • Use sus manos o un cepil­lo suave para lavar las super­fi­cies supe­ri­or e infe­ri­or con movimien­tos ligeros.
  • Luego, la alfom­bra se enjua­ga a fon­do con una gran can­ti­dad de agua para elim­i­nar toda la espuma.
  • La eta­pa final es el seca­do oblig­a­to­rio.

Limpieza con espuma

Es posi­ble que no sepa cómo limpiar un tapete san­i­ti­zante de puer­ta a base de goma o alfom­bril­la con espuma. La tec­nología tam­poco parece com­pli­ca­da, esto quiere decir que impli­ca el uso de una aspi­rado­ra:

  • La alfom­bril­la se limpia primero con una aspi­rado­ra en seco. Si es el caso, use una pequeña esco­bil­la para lib­er­ar de los resid­u­os que siem­pre son molestos.
  • El agente de limpieza se diluye en agua has­ta que se forme espuma.
  • Se apli­ca una espuma gen­erosa a la super­fi­cie del pro­duc­to. Debe esper­ar un poco a que la espuma absor­ba la suciedad.
  • Frote durante unos min­u­tos la alfom­bril­la.
  • Aho­ra debes enjua­gar el tapete nue­va­mente, qui­tan­do la espuma jun­to con la suciedad.

No util­ice pro­duc­tos abra­sivos, pueden dañar la inte­gri­dad de la base de goma e inclu­so dañar el pelo. Se recomien­da secar el tapete en posi­ción hor­i­zon­tal, por ejem­p­lo, en una sábana vie­ja en el piso. No lo cuelgue de una cuer­da, pueden apare­cer arru­gas.

¿Qué más necesita saber sobre los tapetes sanitizantes?

Un tapete san­i­ti­zante es un reves­timien­to de piso que le per­mite man­ten­er las habita­ciones limpias, cuan­do sea nece­sario. Los tapetes de desin­fec­ción se uti­lizan en empre­sas de proce­samien­to de ali­men­tos, com­ple­jos aví­co­las y ganaderos, puestos de adu­a­nas, esta­ciones de tren, aerop­uer­tos, áreas de cuar­ente­na, etc.

Son una bar­rera de desin­fec­ción dis­eña­da para desin­fec­tar las sue­las de los zap­atos. Una especie de recip­i­ente para volver a llenarlo con un desin­fec­tante que ayu­da a com­bat­ir la pen­e­tración de virus y bac­te­rias. Al pasar por la ester­il­la desin­fec­tante, el desin­fec­tante sube a través de la mal­la y moja los zap­atos, luego de lo cual es absorbido nue­va­mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *