Cómo aprender a leer más rápido

Los lec­tores de veloci­dad tienen una enorme ven­ta­ja. Son capaces de leer ráp­i­da­mente muchos libros, estu­di­ar es a menudo mucho más fácil, y pueden abrir su apren­diza­je a may­ores alturas. Sin embar­go, para apren­der a leer más rápi­do se nece­si­ta el conocimien­to de las téc­ni­cas ade­cuadas. Sin seguir los pasos ade­cua­dos, no apren­derá a leer cor­rec­ta­mente más rápi­do.

Cuan­do ini­cie el via­je para apren­der a leer más rápi­do, des­cubrirá muchos artícu­los de lec­tura ráp­i­da que son muy valiosos, como los sigu­ientes artícu­los de lec­tura ráp­i­da;

  • Apren­di­en­do el con­trol apropi­a­do de los ojos
  • Aumen­tan­do tu vocab­u­lario
  • Com­pren­der la estruc­tura de las fras­es
  • Deten­er las pal­abras sub­vo­cales
  • Descre­man­do, escane­an­do y revisan­do lo que lees
  • Tomán­do­lo despa­cio y mejo­ran­do su com­pren­sión
  • Apren­di­en­do el ambi­ente ade­cua­do y fuertes habil­i­dades de moti­vación para ayu­darte a man­ten­erte enfo­ca­do

Cada uno de estos artícu­los de lec­tura ráp­i­da enseña la téc­ni­ca ade­cua­da para apren­der a leer más rápi­do. Otros méto­dos que le ayu­darán a apren­der a leer más rápi­do incluirán soft­ware y audios. El ejer­ci­cio de audio de lec­tura ráp­i­da inter­ac­ti­vo le ayu­dará a apren­der las téc­ni­cas ade­cuadas que le ayu­darán a con­ver­tirse en un lec­tor más rápi­do. ¿Cuán­to tiem­po se tar­da en apren­der a leer más rápi­do?

Cómo aprender a leer más rápido

Toma tan sólo siete min­u­tos por día durante dos cor­tas sem­anas. Al prac­ticar las téc­ni­cas durante un lap­so de dos sem­anas, estará leyen­do de tres a diez veces más rápi­do de lo que empezó. Tam­bién retendrá más y lle­vará su éxi­to a nuevos nive­les. A medi­da que empiece a estu­di­ar, encon­trará que hay muchos tru­cos que le ayu­dan a mejo­rar su veloci­dad, como la estruc­tura de las ora­ciones. Los cur­sos de lec­tura ráp­i­da ten­drán un número de téc­ni­cas que usarás para ayu­darte a apren­der a leer más rápi­do.

Estas téc­ni­cas van des­de audios de lec­tura ráp­i­da a ejer­ci­cios de lec­tura ráp­i­da para acel­er­ar la lec­tura de artícu­los, que le ayu­darán a pro­fun­dizar en su com­pren­sión y en su conocimien­to y habil­i­dad sobre cómo acel­er­ar la lec­tura. Ejer­ci­cios de lec­tura ráp­i­da

Los ejer­ci­cios de lec­tura ráp­i­da cubrirán una serie de ejer­ci­cios que pre­tenden ayu­dar­le a apren­der a leer más rápi­do. Los ejer­ci­cios de lec­tura ráp­i­da van des­de el apren­diza­je del con­trol ade­cua­do de los ojos, el apren­diza­je de cómo aumen­tar su vocab­u­lario, la com­pren­sión de la estruc­tura de las ora­ciones, la deten­ción de los tra­ba­jos de sub­vo­cal­ización, cómo hojear, escanear y revis­ar lo que lee, cómo mejo­rar su com­pren­sión, y así suce­si­va­mente. Audio de lec­tura ráp­i­da

Las cin­tas de audio de lec­tura ráp­i­da están dis­eñadas para guiarte y ayu­darte a apren­der a leer más rápi­do. Son cin­tas de audio que te intro­ducen en la lec­tura ráp­i­da y te enseñan la habil­i­dad de cómo dom­i­nar el arte de la lec­tura ráp­i­da. Las cin­tas de audio de lec­tura ráp­i­da están dis­eñadas cien­tí­fi­ca­mente para ayu­darte con estrate­gias fáciles que te ayu­darán a dom­i­nar el arte de la lec­tura ráp­i­da.

Las cin­tas de audio de lec­tura ráp­i­da le entre­narán en la elim­i­nación de la sub­vo­cal­ización, la elim­i­nación de la regre­sión, la expan­sión de la fijación, la apti­tud de los mús­cu­los ocu­lares, la uti­lización com­ple­ta del cere­bro, la max­i­mización del nervio ópti­co, el proce­samien­to de la infor­ma­ción, la memo­ria y la com­pren­sión. La lec­tura ráp­i­da es una gran man­era de fomen­tar tu tal­en­to y habil­i­dades de lec­tura y una que puede ser apren­di­da, bas­tante ráp­i­da­mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *