El latín una lengua que se debe estudiar

En el mundo en el que vivimos existen unas cinco mil lenguas dispersas por los diferentes territorios de nuestros continentes. Unas son masivamente predominantes y otras son habladas incluso solo por una sola persona o por muy pocas personas de alguna comunidad alejada de las urbes.

Poco a poco, algunas lenguas van desapareciendo o transformándose por el contacto con otras; sin embargo, existen lenguas que se han mantenido por siglos. ¿A qué se debe esto?

Una oportunidad para alguna agencia de traducciones

 

Aunque cada vez son menos los textos que actualmente se producen en latín, esta lengua no ha perdido vigencia y hay eruditos que la prefieren por encima de otras lenguas. Y es que el latín ha sido considerada lengua científica hasta el siglo XIX; prueba de ello es que aún ahora seguimos nombrando a las distintas especies animales, vegetales o minerales con nombres científicos en latín.

 

La historia nos dice que el latín se pudo expandir tanto debido a que era la lengua oficial en el gran Imperio Romano; por ello, su expansión se vio sujeta a la expansión territorial de este pueblo.

Gracias a ella también se originaron algunas derivaciones como el español que también se expandieron mucho, más sin embargo, el latín fue perdiendo terreno frente a estas otras lenguas. Pero aún se siguen dando esfuerzos por conservarla, pues se la considera muy importante para entender textos antiguos que alguna empresa traducción podría aprovechar.

El latín en la modernidad

 

Todo un caso singular es el Vaticano. En este país la lengua oficial es el latín y existen muchas cosas en latín: Desde una agencia de traducciones, pasando por señalización en algunos lugares históricos y, hace algún tiempo, también hay cajeros automáticos que tienen entre sus lenguas al latín.

Es todo un hito, puesto que es una lengua que algunos piensan que se va a perder dentro de unos años por las dominantes lenguas como son el inglés, el español y el chino-mandarín. ¿Cuánto tiempo durará el latín? ¿Algún día se volverá a impartir en las escuelas o en universidades? Sea como fuere, es una lengua que deja huella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *